Viaje a Eslovaquia

Día 1 Barcelona - Viena - Svaty Jur - Červený Kameň - Smolenice (123 km)

Eslovaquia


 

Partimos desde Barcelona hasta Viena con un vuelo de Austrian Airlines. En el aeropuerto alquilamos un coche en la compañía más enconómica que encontramos: Megadrive. Una vez ya en el coche empezamos nuestra ruta cruzando la frontera de Eslovaquia (y comprando la pegatina para poder circular por las autopistas del país). Los Pequeños Cárpatos son la primera parte de los Cárpatos, se extienden por unos 60 km a partir de Bratislava. Las laderas del sur de los Pequeños Cárpatos ofrecen un lugar ideal para el cultivo de la vid. La ruta vinera de los Pequeños Cárpatos es la mayor región vinera de Eslovaquia y une las ciudades de Bratislava y Trnava, pasando por tres pequeñas ciudades que durante la edad media tuvieron privilegios de ciudades reales libres, precisamente gracias a su producción de vinos: Svaty Jur (San Jorge), Pezinok y Modra. La ruta del vino de los Pequeños Cárpatos une vino, con gastronomía, con bellos paisajes y mucha historia. Pezinok es conocida por sus blancos, mientras que Modra por sus tintos secos.

Svaty Jur
Svatý Jür

(a 83 Km.) Svatý Jür: Su nombre significa San Jorge. Conserva en su plaza principal casas vineras típicas. El monumento histórico más notable es la iglesia gótica de San Jorge, construida en el siglo XIII. El altar de piedra arenisca (tallada de un solo bloque de piedra, de San Jorge atacando al dragón) de 1527 es un ejemplo de una transición entre los estilos gótico y del Renacimiento. Las vidrieras fueron diseñadas por Janko Alexy en 1950. El campanario de madera del siglo XVII protege a una campana de 1400. A las afueras encontramos las ruinas del Castillo Biely Kameň (de la piedra blanca).

Cerveny Kamen
Červený Kameň

(a 6,6 Km.) Pezinok: A nosotros no nos dió tiempo de pasear por esta ciudad, pero comento los lugares más interesantes. Pezinok es siguiente ciudad de la ruta del vino que prospera sobre todo en la viticultura y la agricultura, así como en la fabricación de ladrillos y la producción de cerámicas.Aquí visite su plaza y si puede el museo vinícola de la región. En los sotanos de la alcaldía encontrará un buen lugar para probar buen vino. En Pezinok encontramos el museo de los Pequeños Cárpatos. Está ubicado en una casa burguesa del Renacimiento de 1739. Incluye las exposiciones permanentes siguientes: Historia de Pezinok (desde su primera mención escrita, la historia y de la ciudad de Pezinok, la justicia feudal, artesanías, etc.) e Historia de la producción vitivinícola y el cultivo de uva en la región de los Pequeños Cárpatos (con una gran colección de prensas de vino).

Cerveny Kamen
Červený Kameň

(a 16 Km.) Castillo de Červený Kameň (De la piedra roja): Está ubicado sobre el pueblo de Časta. Se menciona desde el s. XIII y formaba parte de los castillos que protegían los Cárpatos desde Bratislava hasta Žilina (mas de 200 km de largo). El castillo original desapareció a mediados del siglo XVI cuando sus nuevos dueños, la famila Fugger construyó un nuevo castillo con cuatro grandes torres rodeándolo. Sus 4 torres constituían un sistema de defensa bastante elaborado. Tenían solucionado la aspiración del aire después de los disparos. El castillo fue terminado de construir por su último dueño Mikulas Palfy levantando dos pisos nuevos. La familia Palfy fue dueña del castillo hasta fines de la segunda guerra mundial.

Cerveny Kamen
Červený Kameň

Se llega a pie desde el parking, pasando por el patio de la cetrería (espectáculos 12:15, 14:15 y 16:15), desde donde se puede acceder libremente a las murallas exteriores o disfrutar de un café en el patio interior. Hay circuitos que recorren el castillo, sótano incluido. La mayor parte de las habitaciones están arregladas como si la familia Pálffy acabara de salir. El gigantesco sótano, de 78 x 9 metros de largo y ancho se puede alquilar para todo tipo de celebraciones. Es aquí donde se observa que el óxido del hierro ha teñido la roca de rojo, dando así nombre al castillo.

Castillo de Smolenice
Castillo de Smolenice

(a 17 Km.) Smolenice: Dormimos en esta población en la que destacan su castillo (que a su vez es hotel y centro de congresos). Construído a principios del s. XX sobre las ruinas de un castillo del s. XIV. El castillo original fue construido en el s. XIV como el último de los castillos que cuidaban los pasos de los pequeños Cárpatos. En el s. XV perteneció al rey, luego pertenció a los condes de Svaty Jur y Pezinok. A fines del siglo XVIII el castillo fue abandonado y en el s. XIX se incendió; del castillo sólo quedó la torre pentagonal y las torres de las fortificaciones exteriores. A la entrada del pueblo está la cueva de Driny. Es una cueva de tipo cárstico. El paseo por la cueva tiene una longitud de 680 metros y dura unos 35 minutos. La cueva se encuentra a una profundidad de 40 metros. En la cueva hay una temperatura promedio de 7 grados centigrados. Nos alojamos en la Penzion Agnes, donde recibimos un trato excelente. Se trata de un aloamiento totalmente recomendable!!!


 

Menú Eslovaquia | Siguiente


Eslovaquia