Viaje a Mallorca

Día 2 Palma-Serra de Tramuntana-Palma (168 Km.)

Mallorca


 

(a 23 Km.) Valldemossa: Situada en un emplazamiento elevado, formando parte del valle de la sierra de Tramontana, repleto de olivos y almendros. Es rica en manantiales y está rodeada de una abundante y frondosa vegetación. Ofrecen un encanto especial sus calles empinadas y estrechas. Se conserva en el pueblo la casa natal de Santa Catalina Thomás. Destaca también la iglesia del siglo XIII, muy reformada en el XVIII. Su atracción principal es La cartuja. Este antiguo monasterio, en sus orígenes residencia real, fué habitado por monjes cartujos desde el año 1.399 hasta su exclaustración en 1.835. La Cartuja, tras su secularización, acogió a Frederic Chopin y a George Sand en el invierno de 1.838 - 1.839. Sus museos albergan el legado histórico-artístico de los cartujos; recuerdos de la romántica pareja y muestras de arte y la cultura de los siglos XV al XX.

Valldemosa
Valldemosa

(a 8 Km.) Sa foradada: Sa Foradada era antiguamente un islote, y como tal aparece en la mayoría de los mapas antiguos de Mallorca, entre los cuales el del Cardenal Despuig. En este paraje se produjo una famosa batalla cuando, en 1582, ciento cincuenta corsarios norteafricanos fueron derrotados por sólo cincuenta cristianos bajo las órdenes del capitán Mateu Sanglada. Como consecuencia de esta y otras incursiones, se decidió la construcción de un sistema de fortificaciones, entre las cuales la Torre de Sa Pedrissa, para proteger las costas. El actual camino de acceso a sa Foradada fue promovido originalmente por el Archiduque Luís Salvador.

Sa foradada
Sa foradada

(a 13 Km.) Soller: Conocido como el jardín de Mallorca por sus naranjos y limoneros visibles en toda la zona. El pueblo de Sóller está conectado a Palma por su famoso tren que data del año 1.912, antiguo tren de madera conservado como antaño, cuyo viaje transcurre a través de los verdes campos de Mallorca. Un paseo por el pueblo permite ver casas que tienen sus orígenes en el siglo XIV o antes, y un número elevado de edificios modernistas. Destacan la Iglesia parroquial de San Bartolomé en la Plaza de la Constitución, juntamente con el banco a su lado, Ca'n Prunera en la "Carrer de Sa Lluna", y una gran parte de las casas de la Gran Vía.

Soller
Soller

Desde el centro de Sóller podemos acceder a otro de los encantos de la zona: el puerto de Sóller, mediante el tranvía que une Sóller con el Puerto de Sóller, con el orgullo de ser considerado el primero y último tranvía de Mallorca. A escasos 4 kilómetros de Sóller, es el único puerto importante de la llamada cornisa mallorquina. Aprovechando una ensenada natural, al abrigo de mar abierto, el port ofrece una combinación de playas y puerto deportivo que conservan el aspecto de los balnearios de principios de siglo. Destaca "sa torre picada", torre vigía situada en la costa de la atalaya, que servía para advertir a la población de los ataques sarracenos.

Port de Soller
Port de Soller

(a 61 Km.) Cap de Formentor: A 6 km. del port de Pollença se encuentra el mirador des Colomer, desde el que se obtienen magníficas vistas del mar y los acantilados de 400 m. de altura que llenan la costa noreste de Mallorca. Desde aquí, la carretera continúa atravesando pinares y otros miradores hasta llegar al túnel que atraviesa la montaña de El Fumat. Después un faro (bar y tienda incluidos), y el regalo de otro increíble mirador desde el que se divisa Menorca en un día despejado.

Cap de Formentor
Cap de Formentor

(a 6 Km.) Pollença: Pollença, es sin duda una de las zonas más atractivas y bellas de la Isla. Su sugestiva configuración ha sido siempre tema y motivo que han plasmado en sus lienzos pintores de todo el mundo. La imagen más representativa de esta población la constituye “El Calvari” escenario del “Davallament” en Pascua del que cabe destacar sus 365 escalones que culminan en un pequeño oratorio desde donde se divisa todo el municipio. El “Pont Romà”, el Puig de María, la Iglesia Parroquial, la Plaza Mayor, el Claustro de Santo Domingo, el Museo de Pollença así como también otros enclaves paisajísticos de gran interés cultural son de obligada visita a través del conjunto de calles que conservan el estilo

(a 57 Km.) Palma de Mallorca: Regresamos a la capital.


 

Menú Mallorca | Siguiente


Mallorca