Viaje a la Selva Negra

Día 1 Puente del Gard

la Selva Negra


 

Salimos a las 5 de la mañana para evitar por un lado el calor de las horas de más Sol y sobretodo evitar las caravanas de la operación salida de vacaciones. Tenemos algo más de 9 horas de coche por delante. Tenemos planificada alguna parada cultural para descansar de tanto coche. Sobre las 9 de la mañana paramos a desayunar junto al Puente del Gard. Se trata de una zona recreativa ubicada alrededor de este acueducto romano. Para acceder al reciento hay que pagar 18 euros por coche (estés 20 minutos o estés todo el día). Si se deja el coche fuera del recinto (apenas hay lugares donde aparcar) la entrada cuesta 3 euros por adulto.

Puente del Gard
Puente del Gard

(a 422 Km.) Puente del Gard: El Pont du Gard fue añadido a la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Se creyó durante mucho tiempo que el Pont du Gard fue construido alrededor del año 19 a. C. Sin embargo, las excavaciones recientes sugieren que se realizó en el siglo I d. C. Su construcción se atribuye al yerno de Augusto, Marco Vipsanio Agripa. Diseñado para llevar el agua a través del pequeño valle del Gardon, fue parte de un acueducto de unos 50 km que llevaba el agua desde los nacimientos cercanos a Uzès hasta la ciudad romana de Nemausus (actual Nîmes). El acueducto completo tenía una pendiente de 34 cm/km (1/3000), descendía sólo 17 metros en todo su trayecto y llevaba 20.000.000 de litros de agua diariamente.

Puente del Gard
Puente del Gard

Construido en tres niveles, el Pont tiene 49 metros de alto y el nivel más largo tiene 275 metros de longitud. El nivel bajo: 6 arcos, 142 metros de longitud, 6 m de grosor, 22 m de altura. El nivel medio: 11 arcos, 242 metros de longitud, 4 m de grosor, 20 m de altura. El nivel superior: 35 arcos, 275 metros de longitud, 3 m de grosor, 7 m de altura. Sobre el tercer nivel discurre un camino y un conducto de agua de 1,8 m de altura y 1,2 metros de grosor y una pendiente de 0,4% de grado.


 

Menú Selva Negra | Siguiente


la Selva Negra