Viaje a Eslovenia

Día 9 Pivka – Postojna - Rakov Škocjan – Predjama - Pivka (65 Km.)

Eslovenia


 

(a 12 Km.) Postojna: La región del Karst se asienta sobre un tipo de piedra porosa que ha dado origen a una denominación internacional: roca cárstica. La relevancia geológica del Karst se comprende con un vistazo al mapa de Eslovenia: la región está agujereada por decenas de cuevas. Todo un mundo subterráneo que comienza en la gruta de Postojna (Postojnska Jama).

La gruta de Postojna es una red de 20 km de túneles ricos en espeleotemas, galerías y salas, en la cual, en el transcurso de 185 años, los guías experimentados acompañaron más de 30 millones de visitantes. Esta es la mayor gruta del karst clásico y, al mismo tiempo, la gruta turística más visitada en Europa. En 1872 se instalaron las vías férreas en la gruta, y en el año 1884 fue tendida la línea de electricidad. De esta manera, el tren de la gruta le facilita actualmente la visita y gracias a la iluminación eléctrica, puede admirar toda la amplitud y la imponencia del mundo subterráneo, donde el pasado geológico se describe de una manera singular. La gruta de Postojna le ofrece para el deleite visual de los visitantes una extraordinaria riqueza en estalactitas y estalagmitas, formaciones calcáreas de las más diversas formas, colores y generaciones.

Cuevas de Postojna
Cuevas de Postojna

La cueva está abierta todo el año. Una vez dentro de la cueva se escoge el guía del idioma que te interese. Cuando nosotros realizamos la visita había un guía español en el turno de las 15:00h. La visita dura aproximadamente una hora y media. Dentro de la cueva la temperatura es de 8 grados, motivo por el cual hay que ir abrigado. El recorrido se inicia en la estación del ferrocarril que hay dentro de la cueva. Te subes a un trenecito que te lleva a través de un túnel artificial construido durante la renovación de las vías del tren hace 40 años. El trayecto es de unos 2 kilómetros de largo y 10 minutos de duración. La primera galería natural, con el nombre de "barco al revés", es de color negro y hollín - consecuencia de una explosión de combustible durante la Segunda Guerra Mundial. Después viene el "Salón gótico", rico en decoración de estalactitas, donde han sido encontrados restos de animales de la Edad de Hielo. Al bajar del tren te esperan los diferentes guías con unos carteles luminosos indicando el idioma en que realizaran las explicaciones.

Cuevas de Postojna
Cuevas de Postojna

La visita a pie empieza ascendiendo hacia "la gran montaña", el punto más elevado de la cueva, a unos 40 metros por encima de la entrada de la cueva. Después el camino desciende hacia el "puente ruso", que se construyó para acceder a zonas más interiores de las cuevas. Como su nombre indica, el puente fue construido por los rusos que se encontraban en la cueva durante la primera guerra mundial. A continuación el camino lleva hacía las "Bellas grutas". Encontramos numerosas estalactitas y estalagmitas. Algunas de ellas tienen nombres que reflejan sus características formas. Las más famosas son: la tortuga, el cono, la palma, el montón de carbón vegetal, la cortina y los Enanos. Otra sala muy curiosa es la denominada "sala de los espagueti", debido a la serie de "hilos calcáreos" que cuelgan del techo y que recuerdan a este tipo de pasta. A partir de ahí, a través de la Sala Roja y la Sala Blanca, el Salón de Tigre y el Salón de Invierno, avanzamos hasta la galería del Brillante, lugar en el que se encuentra formación calcárea más famosa y símbolo de las Cuevas Postojna: El brillante, una columna con el blanco más intenso de toda la cueva.

Cuevas de Postojna
Cuevas de Postojna

La visita a pie finaliza en el Salón del Congreso, en el que el tren que nos lleva de nuevo durante otros 2 kilómetros a la superficie. La Sala de Congresos, anteriormente conocida como el Salón de Baile, ha sido el lugar de celebración de bailes y conciertos durante 180 años. Asimismo, acogió la conferencia internacional espeleológica de la que toma su nombre.

Rakov Skocjan
Rakov Škocjan

(a 10 Km.) Rakov Škocjan: Mas modesto, pero no menos interesante es la visita a Rakov Škocjan, similar en el concepto a Škocjanske Jame aunque de dimensiones mas reducidas aunque esparcidas por un terreno mas amplio. Allí es el río Rak el artífice del trabajo de erosión perforando en varias ocasiones el terreno y creando puentes naturales y simas de unos 70 metros, amenizado con varias surgencias, hasta desaparecer en un sumidero. Está situada mas al este, en la localidad de Podskrajnik, mas concretamente en Zelške, cerca de Cerknica, donde también existe un polje y se formaba antaño un lago en época de lluvias permaneciendo seco en verano aunque ahora mantiene una reserva de agua permanente gracias a una presa. La visita, en este caso, es gratuita y sin guía pero la poca información que se encuentra en el lugar está en esloveno aunque es posible conseguir un mapa de la zona en inglés y otros idiomas en el hotel Rakov Škocjan, situado en el centro del recorrido. Es muy recomendable su visita si nos gusta la geología pero, además, la zona merece la pena, no olvidemos que está situada en plena región de Karst, famosa mundialmente por haber dado nombre a muchos de los fenómenos y formaciones que reconocemos en las cavidades. Para realizar la visita os recomiendo ir con el coche hasta justo antes del kilómetro 4 (por una pista de tierra). Desde allí sale un camino hacia un mirador en el que podemos ver un puente de piedra natural y el río y diferentes cuevas a sus pies. A continuación el camino baja hasta el río, donde podemos pasar de una otra cueva.

Rakov Skocjan
Rakov Škocjan

(a 21 Km.) Predjama: El Castillo de Predjama es uno de los mayores atractivos turísticos de Eslovenia. Su atractivo no es sólo debido a la espectacularidad de su emplazamiento en la boca de una cueva en medio de un precipicio de 123 metros, sino también a la peculiar historia de la muerte en él del Barón Erazem Lueguer, una especie de Robin Hood esloveno que atacaba las caravanas de mercaderes de la importante ruta que unía Viena Con Trieste.

Este castillo muy probablemente fue construido en el siglo XII, pero la primera mención de la que tenemos constancia es de la segunda mitad del siglo XIII. En 1350 el castillo fue tomado por duques austriacos. Y en 1398 tropas de Aquileia pusieron cerco al castillo y finalmente lo quemaron. Más tarde los caballeros de la ciudad de Lienz, del Tirol este, se convirtieron en propietarios del castillo. En 1478 volvió a cambiar de manos, esta vez fue cuando llegaría a manos de la versión eslovena de "Robin Hood", Erazem Lueguer, un ladrón que al igual que Robin Hood original repartía sus botines entre los pobres.

Castillo de Predjama
Castillo de Predjama

Posteriormente en 1567, el castillo fue vuelto a comprar, esta vez por Hans Kobenzl, un caballero austriaco de Kärnten. Que reconstruyó y agrandó el castillo dejando prácticamente en el estado que se encuentra ahora. Sus descendientes continuaron siendo los propietarios hasta el 1810. El castillo pasó por otros dos propietarios hasta que fue confiscado durante la Segunda Guerra Mundial.

La visita al interior del castillo permite ver como el castillo fue adaptado a la cueva y a las paredes de roca. Una de las cavidades era usada como establo y a través de ella se puede acceder a otras cuevas. El castillo ya es impresionante desde el exterior por la integración total en la montaña y la sensación de colgar literalmente de las rocas. Pero el recorrido por el interior no es menos impresionante. Cada sala tiene su encanto: habitaciones cerradas, terrazas, zonas interiores descubiertas, etc. Vale la pena llegar hasta la zona superior, una cueva que penetra en la montaña y que debía servir de gran despensa del castillo. Una vez fuera del castillo es muy recomendable recorrer el camino que baja hasta la entrada de una cueva y ofrece vistas desde un ángulo inferior del castillo y la montaña.

(a 22 Km.) Pivka: Vamos a dormir de nuevo a la granja.


 

Anterior | Menú Eslovenia | Siguiente


Eslovenia