Viaje a Eslovenia

Día 10 Pivka - Skocjan caves – Hrastovlje - Piran (168 Km.)

Eslovenia


 

(a 22 Km.) Cuevas de Skocjanske: El principal atractivo del parque regional de Škocjan (http://www.park-skocjanske-jame.si/) son las cuevas del mismo nombre. Las Cuevas de Škocjan o grutas de San Canziano fueron descubiertas en el siglo XIX. En 1986 se añadieron a la lista de enclaves patrimonio de la humanidad de la UNESCO. Las cuevas se encuentran cerca de la localidad de Divaca, en la ruta que se dirige hacia la ciudad costera de Koper. Skocjanske recibe muchas menos visitas que las cuevas de Postojna, y permite un paseo tranquilo por sus gigantescas salas: la galería del Silencio, la galería del Murmullo del río Reka y la gran Cueva Blanca, esta última con más de treinta metros de altura. Las grutas se abrieron al público en 1884 y, desde entonces, no han dejado de sorprender a geólogos, espeleólogos y viajeros que se detienen a visitarlas de camino a las playas del Adriático.

Skocjan Jama -Cuevas de Skocjanske
Skocjan Jama - Cuevas de Skocjanske

Las 11 cámaras interconectadas que conforman las Skocjan Jama (Cuevas Skocjanske) se extienden por casi 6 km (cerca de 4 millas) a través de un paisaje subterráneo tan dramático que la UNESCO las ha declarado Patrimonio de la Humanidad. Los 90 minutos de tour a pie por las dos frías cámaras principales -la Cueva silenciosa y la Cueva Murmurante- serpentean a lo largo de esculturas de piedra caliza, enormes sumideros, estalactitas y estalagmitas que parecen los cuernos de alguna criatura mítica. El punto de interés es la cámara de cuevas más grande de Europa, una garganta de 146 metros (438 pies) de alta, 123 metros (369 pies) de ancha y 300 metros (900 pies) de larga, atravesada por un pequeño puente iluminado con candilejas. Muy abajo, las aguas de color jade brillante del Río Reka recorren precipitadamente su viaje subterráneo. El panorama es cautivante.

Sobre todo merece la pena visitar las llamadas "Grutas Tranquilas", con órganos de piedra en la entrada y el río Reka, que confluye al final de la cueva y sólo ve la luz del día cuando desemboca en el Adriático. Los visitantes podrán admirar el carácter único de este mundo subterráneo. Sigmund Freud las describió: "…como una maravilla natural espeluznante con un río subterráneo que fluye por una enorme y maravillosa cámara clandestina ..."

Skocjan Jama -Cuevas de Skocjanske
Skocjan Jama - Cuevas de Skocjanske

Descripción de las cuevas: Las Škocjan Caves son un fenómeno natural único, la creación del río Reka. El Río Reka avanza por debajo de la altiplanicie Snežnik y fluye aproximadamente cincuenta y cinco kilómetros por la superficie. Después de llegar a la zona cárstica, de superficie calcárea, el cauce del río no sólo se sumerge por medio de la erosión, sino que también corroe la piedra calcárea disolviéndola. En la primera parte de su curso por la zona de tierra calcárea el Reka todavía fluye por la superficie, a lo largo de una garganta de aproximadamente 4 kilómetros que finaliza en una pared bajo la cual se sumerge. El valle oculto del río Reka es el mayor de Eslovenia. En un pasado lejano, probablemente a principios del Pleistoceno, cientos de miles de años atrás, el techo de la cueva colapsó unos doscientos metros. Como resultado del hundimiento se crearon las dolinas Velika dolina (de hasta 165 metros de profundidad) y Mala Dolina (de 120 metros), separadas por un puente natural, un resto del techo original de la cueva. Por encima de las cuevas, entre las paredes del sumidero y las paredes de Mala Dolina, se encuentra el pueblo de Škocjan. Cerca de las casas hay otra entrada a la cueva, un abismo de noventa metros de profundidad llamado Okroglica, que acaba justo encima del río subterráneo Reka.

En el fondo de la dolina Velika, el río Reka finalmente desaparece bajo el suelo y reaparece de nuevo treinta y cuatro kilómetros más allá, en las fuentes del río Timava, cerca de la costa Adriática. La parte de las Cuevas Škocjan por las que fluye el río Reka, llamadas Šumeca jama (Murmuring Cave), tiene sólo 3,5 kilómetros de largo, entre 10 y 60 metros de ancho y más de 100 metros de altura. La longitud total de todos los pasadizos de la cueva es de aproximadamente 6 kilómetros, mientras que la diferencia de altura entre al entrada más alta (Okroglica abyss) y el punto más bajo de las cuevas descubierto por el hombre, que es un sifón, es de 205 metros. En algunos lugares la garganta se extiende a cámaras subterráneas. La mayor de ellas es la Martel´s Chamber, de 308 metros de longitud, 89 metros de media de ancho (con un máximo de 123 metros) y 106 metros de altura, con el punto más alto del techo a 146 metros sobre el río Reka (Drole, 1997).

Skocjan Jama -Cuevas de Skocjanske
Skocjan Jama - Cuevas de Skocjanske

La visita de las Škocjan Caves empieza en el Centro de Información de Matavun. El camino nos lleva a la dolina de hundimiento típica cárstica, llamada por los habitantes locales como Globocak. Un túnel artificial de 116 metros construido en 1933 nos dirige al interior de la cueva natural. El pasadizo de la entrada, abundantemente cubierto con depósitos de piedra, se llama Paradiž (Paraiso) y contiene las formaciones de estalactitas más bonitas y preservadas de las Škocjan Caves. La visita entonces continua a través del Labirint (Laberinto) hacia la Gran Sala, desde la cual enormes estalactitas denominadas Orjaki (Gigantes) crecen hasta los 15 metros de altura. Un poco más adelante del célebre Orgle (Organo), los visitantes pueden escuchar por primera vez el rugir del río, que entra en el mundo subterráneo cárstico a través de la espaciosa Šumeca jama (Cueva de los murmuros). Cuando dejamos Tiha jama (La cueva silenciosa), la vista del cañón subterráneo del río Reka es muy impresionante tanto para aquellos que la visitan por primera vez como para aquellos que ya la han visitado. La visita continua a través de una galería cincelada en las paredes rocosas hacía el puente Cerkevnik que se eleva sobre el cauce del río a una altura de 45 metros, precisamente en el punto donde el río Reka entra en el canal de Hanke. Bajando por las salas Müller y Svetina Halls, llegamos al punto más bajo de la visita, 144 metros por debajo de la superficie. Entonces mientras dejamos por un momento el río Reka ascendemos hacía Dvorana ponvic (Rimstone Pools´ Hall). Los visitantes ven de nuevo la luz del día en la sala Schmidl que hacía arriba con las altas paredes de la dolina Velika de 165 metros de altura. En la base de esta dolina de colapso, vemos por última vez el río Reka y sobre el una cascada de 10 metros de altura. El camino entonces asciende a través del pasadizo llamado Pruker hasta el ascensor que nos lleva de la dolina de colapso. La visita finaliza donde empezó, en el Centro de Información de Matavun.

Hrastovlje
Hrastovlje

(a 31 Km.) Hrastovlje: De camino a Piran encontramos uno de los tesoros del románico esloveno: la iglesia fortificada de Trojica. Oculta tras las murallas defensivas de esta pequeña ciudad está la diminuta Cerkev sveti Trojice (Iglesia de la Santa Trinidad) romanesca. Al entrar te ponen una grabación en castellano con explicaciones de cada una de las pinturas del lugar, que constituyen una Biblia para pobres.

Se muestran escenas del Antiguo Testamento, como los siete días de la Creación, Adán, Eva, Abel, Caín, etc.; del Nuevo, con Jesús predicando y traicionado y crucificado; con escenas de trabajo habituales en el pueblo, con una imagen para cada mes del año, con imágenes de los apóstoles y de la Trinidad (que da nombre a la iglesia), y también de la virgen María como reina del cielo. Pero la iglesia no es famosa por todo esto, sino porque uno de los frescos sigue poniendo a los ricos y pobres, a los poderosos y a los humildes, en el mismo saco. Como los demás, el fresco fue pintado en 1490, y que el Papa, los reyes y cardenales, los ricos, pobres y niños estén todos en la Danza Macabra que nos llevara a todos, no es algo que deje indiferente.

Hrastovlje
Hrastovlje

(a 35 Km.) Piran: Llegamos a uno de los pocos kilómetros de costa que posee Eslovenia. La población de Pirán está en la costa del Mar Adriático y se extiende a lo largo de la Península de Piran. El nombre Piran deriva del griego pyr (fuego) en referencias a las hogueras del antiguo faro que se levantó en la costa de la ciudad. La ciudad está rodeada por murallas medievales que están formadas por dos muros paralelos construidos entre los siglos VII y XVI.

Piran
Piran

Entre sus casas adosadas y sus calles estrechas aparecen numerosas obras de arte. La más visible y famosa es la iglesia de San Jorge (Cerkev Sv. Jurija) con su alto campanario construido por G. di Nodari y B. Torra en el siglo XVII. Además, San Jorge es el patrón de Piran. Entre los monumentos y otros curiosidades destacan también los palacios: la Casa Veneciana (Benecanka), la Casa de Tartini (Tartinijeva hiša), el Palacio de Justicia (Sodna palaca) y el Ayuntamiento (Obcinska palaca), los museos: el Museo Marítimo de Sergej Mašera (Pomorski muzej Sergej Mašera) y el Museo de salinas (Muzej solinarstva) y las galerías: la Galería de Piran (Mestna galerija Piran). En el centro de la plaza principal, la Plaza de Tartini (Tartinijev trg), se levanta una estatua de bronce del violinista y compositor Guiseppe Tartini (1692-1770), uno de los grandes genios de violín que nació en Piran.

(a 80 Km.) Pivka: Vamos a dormir de nuevo a la granja.


 

Anterior | Menú Eslovenia | Siguiente


Eslovenia