Viaje a Auvernia

Día 5 Picherande - Puy de Dôme - Clermont-Ferrand – Picherande (137 Km.)

Auvernia


 

(a 60 Km.) Puy de Dôme: El Puy de Dôme es uno de los volcanes más jóvenes en la Chaîne des Puys. La erupción más reciente tuvo lugar en el año 5760 a. C. Desde la cima (1.465 msnm) brinda una magnífica vista de la cadena de los puys. Al norte veremos algunos con cráter (Petit Puy de Dôme, Grand Suchet, Puy de Côme, Pariou y Louchadière) y otros que no lo tienen (Petit Suchet, Clierzou y Sarcouy). Al sur todos los volcanes tienen cráter: Monchier, Barme, Mercoeur,etc.

Puy de Dôme
Puy de Dôme

El Puy de Dôme atrae a numerosos turistas y está catalogado como un Grand site national. Antiguamente se podía subir en coche o en bicicleta por una pronunciada carretera en forma de espiral (fue final de etapa en varias ediciones del Tour de Francia), pero actualmente está prohibido. Desde junio de 2012 únicamente se puede subir en tren o caminando. Nosotros subimos unos cuantos adultos en tren con los niños pequeños y el resto subió caminando por el Chemin des Muletiers (desde el parking situado en el Col de Ceyssat, unos 45 minutos de ascensión).

Puy de Dôme
Puy de Dôme - Templo de Mercurio

El ascenso en tren dura únicamente unos 15 minutos, pero tuvimos que hacer mucha cola para poder subir. Las vías del tren (junto a una vía de servicio) avanzan sobre lo que era la antigua carretera, permitiendo preservar la fauna y la flora existentes. El primer tramo avanza por en medio del sotobosque, pero al ganar altura sale de dentro de este y ofrece unas impresionantes vistas. Ya en la cima encontramos diferentes senderos que nos ofrecen un panorama de 360 grados sobre toda la Cadena des puys.

Puy de Dôme
Puy de Dôme - Vista sobre el volcán Pariou

Además de las vistas, en la cumbre destacan un templo galo-romano, construido en el siglo primero, dedicado a Mercurio, cuyas ruinas fueron descubiertas en 1873 y una antena de la TDF (Télédiffusion de France) dedicada a la difusión de programación audiovisual (Se quiere eliminar, pues existe un proyecto para recuperar la naturaleza en la cumbre). La bajada la realizamos por el sentier des Muletiers. Se trata de un viejo camino con un desnivel de 450 metros que avanza en zigzag y que, se dice, conducía a los peregrinos hacia el templo de Mercurio.

Chemin des Muletiers
Puy de Dôme - Chemin des Muletiers

(a 14 Km.) Clermont-Ferrand: Por la tarde vamos a dar un paseo por esta ciudad en la que destaca su catedral de piedra de lava. Dejamos el coche en el parking situado bajo la plaza de la Poterne, en la que se encuentra la fuente de Amboise (1511). Es una bella obra de estilo Renacimiento tallada en la lava de Volvic, coronada con un Hércules que porta las armas de Amboise. A apenas 200 metros se encuentra la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, construida entre 1248 y 1902. Sus dos torres son visibles desde muy lejos y constituyen uno de los símbolos de la ciudad.

Clermont-Ferrand - Catedral de Nuestra Señora de la Asunción
Clermont-Ferrand - Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

No pudimos visitar la catedral porque ya estaba cerrada. Se trata de una catedral gótica. Apenas pudimos ver el rosetón con predominio de azules que está colocado sobre la portada norte, y el de tonalidades naranjas que domina la portada sur, que datan del siglo XIV. Bajamos por la Rue des Gras y a la izquierda encontramos la plaza de Jaude, que destaca por la estatua ecuestre de Vercingétorix, inaugurada el 12 de octubre de 1903, obra de FFrédèric-Auguste Bartholdi, a quien pertenece también la estatua de la Libertad de Nueva York.

Clermont-Ferrand - Plaza de Jaude
Clermont-Ferrand - Plaza de Jaude

De regreso al parking pasamos por otro de los puntos de más interés de la ciudad, el centro viejo alrededor de la plaza de la Victoria. La verdad es que dejamos muchas cosas pendientes de visitar, como por el ejemplo la basílica de Nuestra Señora del Puerto (Notre-Dame-du-Port), un edificio románico del siglo XII situado entre la plaza Delille y la catedral de Nuestra Señora de la Asunción.

(a 63 Km.) Picherande: En el camino de regreso a la gîte aprovechamos para hacer un par de fotos del castillo de Murol y del lago de Chambon.


 

Anterior | Menú Auvernia | Siguiente


Auvernia