Viaje a Bretaña

Día 7 Saint Malo - Rennes (200 Km.)

Bretaña


 

(a 63 Km.) Mount Sant Michel: (Horario: 9’30-18) Se llega por una carretera sobre el mar, entrándose por la Porte de I'Avancée, el boulevard, y la Porte du Roi, que pertenece ya a la muralla. A la derecha sale la Grande Rue, bordeada de tiendas. Hay cuatro edificios monásticos: la Abadía, la iglesia Abacial, la abadía de los Monjes y La Merveille.

Mount Sant Michel
Mount Sant Michel

La Abadía, de origen carolingio, era el lugar en el que los monjes recibían a los pobres. Se accede por una escalera llamada Escalier du Gouffre, que Ileva a la Salle des Gardes.

La iglesia se levantó en el siglo XI, aunque de esta época no quedan más que la nave y el transepto. EI coro fue construido en el siglo XV en estilo gótico flamígero y tiene un magnífico triforio. Está coronada por una flecha donde hay una estatua del arcángel San Gabriel dominando al diablo.

La abadía de los monjes (XI-XII), que es en realidad el edificio conventual románico, está construida en tres niveles, y se compone del dormitorio, el lugar por donde paseaban los monjes y la sala del Aquilon. También están las celdas, pero a pesar de lo impresionantes que son, están cerradas al público.

La Merveille ha sido edificada también en tres niveles diferentes. Obra maestra de la arquitectura del siglo XIII, se compone de un claustro, un refectorio, el lavatorium, una sala de trabajo, las cocinas y las salas de recepción o Salle des Chevaliers. Desde este edificio se ve el otro lado del monte, que, en contra de lo que se espera, no es un monte pelado, sino que está cubierto por un pequeño bosque de encinas.

Se puede dar un agradable paseo por las murallas, por el llamado Camino de Ronda, que os llevará, tras pasar la Tour Gabriel, a la Chapelle Saint Hubert (XI I I). Un poco más al norte, al pie del bosque de encinas, está el manantial que proveía al monte de agua dulce.

Dos museos nos hablan del monte y de sus peculiaridades e historia: uno es el Musée Grévin, al pie de la Abadía, que reconstruye a partir de muñecos de cera, la creación de la abadía, la vida de los monjes y la historia del monte. EI Musée Maritime (rue Principale) habla de las curiosidades del monte y de la bahía entre los siglos XVI y XX. A su vez, el Archéoscope (rue Principale), a través de un espectáculo multimedia, habla de la historia y leyendas del monte desde su origen hasta nuestros días.

Mount Sant Michel
Mount Sant Michel

(a 47 Km.) Fougéres: otra bonita ciudad medieval. Tiene un impresionante castillo feudal, construido en un promontorio rodeado por el río Nanqon. Es de los siglos XII-XV y os recomendamos visitarlo haciendo el camino de ronda. También podéis visitar la iglesia de Saint Sulpice y el antiguo barrio de Marchix, que rodea la plaza del mismo nombre.

(a 37 Km.) Vitré: es una ciudad que se ha conservado casi intacta desde hace cinco siglos. Podéis visitar su castillo medieval, la iglesia de Notre Dame (XV-XVI), y la calle Beaudrairie.

(a 38 Km.) Rennes


 

Anterior | Menú Bretaña | Siguiente