Viaje a Bretaña

Día 8 Rennes - Nantes (160 Km.)

Bretaña


 

Rennes: Como ya sabéis, los dos barrios del Viejo Rennes son muy diferentes: situados al norte del río Vilaine concentran la actividad nocturna y cultural de la ciudad, mientras que al sur se extienden los modernos barrios residenciales.

Empezamos la visita por la Place de la Mairie, una elegante plaza, centro del barrio clásico, donde se levantan algunos hermosos edificios públicos. Entre ellos el Ayuntamiento, construido en estilo Luis XV y coronado por una atalaya del siglo XVIII. En el interior destacan una impresionante escalera y unos buenos tapices. Enfrente está el Teatro, del siglo XIX. A la izquierda de éste, una calle lleva a la place du Palais. Es también bastante bonita con elegantes edificios clásicos de los siglos XVII y XVIII, entre los que se cuenta el Palacio de Justicia (XVII), antigua sede del Parlamento de Bretaña. EI interior merece una visita por la decoración de las salas, a base de muebles de época.

Rennes
Rennes - Ayuntamiento

Resulta especialmente bonita la Grande Chambre du Parlement (para entrar hay que preguntar al conserje).

De uno de los extremos de la plaza sale la rue Saint Georges, una de las más bonitas de la ciudad por sus casas antiguas y en la que encontraréis algunos cafés y restaurantes que están bastante bien. También veréis aquí la antigua abadía benedictina del Palais Saint Georges (XVII). Más adelante, tras dejar a la derecha la iglesia de Saint Germain (XV-XVI), llegamos a la calle Gambetta. Hacia la izquierda, la calle nos lleva a la iglesia de Notre-Dame-en-Saint-Melaine. De la abadía original subsisten la torre y el transepto (siglo XI), mientras que el resto del edificio es de los siglos XIV y XVII. En la parte norte está el claustro, con una bonita galería, y a la derecha el Jardin du Thabor, antiguo jardín de la abadía que fue transformado en el XIX en un ameno parque. Volvemos a la place du Palais por la calle Victor Hugo.

Rennes - Calle Chapitre
Rennes - Calle Chapitre

A la izquierda de la plaza quedan las calles medievales, que se agrupan alrededor de la catedral. La rue Du Glescin lleva a la iglesia de Saint Sauveur, de los siglos XVII y XVIII, en cuyo interior hay un hermoso órgano. Desde aquí, la calle de Saint Sauveur conduce a la calle de la Psalette, que conserva casas de los siglos XV y XVI, y que rodea la parte norte de la catedral.

Al lado, dos calles que conservan algunas de las casas más bonitas del barrio, Saint Guillaume (número 3) y du Chapitre (números 6, 8, 11, 18, 20 y 22).

La catedral de Saint Pierre comenzó a construirse a finales del siglo XVIII y fue terminada al cabo de cincuenta años. Conserva dos torres del siglo XVI y en su interior, en una capilla de la derecha, hay un interesante retablo dorado del siglo XV. Al salir de la catedral nos dirigimos a la place des Lices. Para ello hay que pasar por las portes Mordelaises (XV), antiguas puertas de acceso a la ciudad, por las que acostumbraban a entrar los reyes bretones cuando iban a coronarse a la catedral. La plaza es, como su nombre indica, el lugar donde se celebraban las justas y torneos medievales. Conserva casas antiguas, como las vecinas calles Saint Michel, Place de Sainte Anne, rue des Ponts aux Foulons y rue du Champ Jacquet. Acabamos la visita con los museos de la ciudad, instalados en el Palais des Musées (20, quai Emile Zola). En él se encuentran el musée de Bretagne y el musée des Beaux Arts. EI primero sigue la historia de la región desde la prehistoria y presenta colecciones de etnografía: monedas, estatuas, instrumentos musicales, ropas típicas, etc. EI segundo muestra unas buenas colecciones de pintura, desde el siglo XVI hasta nuestros días.

Rennes - Notre-Dame-en-Saint-Melaine
Rennes - Notre-Dame-en-Saint-Melaine

(160+- Km.) Desde Rennes cogemos la N24 en dirección al bonito bosque de Paimpont, que según la leyenda era el bosque de Brocéliande, morada del hada Morgana y del rey Arturo. Seguimos hasta Josselin, un bonito pueblo que conserva casas de los siglos XVI y XVII pero que es conocido sobre todo por su castillo, construido en una roca que hay sobre el canal. El edificio es del siglo XI, aunque fue destruido por Enrique II de Inglaterra, por lo que habrá que esperar hasta el siglo XIV para que cobre su forma actual. EI interior, que alberga un museo de la Muñeca, se puede visitar. También podéis ver la iglesia de Notre Dame du Roncier (XII-XIII) y la Chapelle de la Sainte Croix (XI-XVI).

Paimpont
Paimpont

 

Anterior | Menú Bretaña