Viaje a Escocia

Día 1 Prestwick - Falkirk - Kelpies - Stirling - Callander - Oban (261 Km.)

(a 91 km.) Rueda de Falkirk: Después de desayunar y recoger el coche de alquiler en el aeropuerto de Prestwick, nos dirigimos a Falkirk para visitar esta curiosa obra de ingeniería, mientras nos vamos acostumbrando a conducir por el lado izquierdo de la carretera. La rueda de Falkirk un ascensor de barcos giratorio que conecta el canal Forth y Clyde con el canal Unión. La rueda es el único elevador rotacional de barcos en el mundo, y es considerado como el máximo logro de la ingeniería de Escocia. Antes de la construcción de esta obra de ingeniería se necesitaba 11 esclusas para salvar los 24 metros de desnivel del canal. La rueda, de 35 metros de diámetro, consta de dos brazos opuestos que se extienden 15 metros a partir del eje. Dos cajones diametralmente opuestos actúan a modo de esclusas para confinar las embarcaciones.

Falkirk - Rueda de Falkirk

Falkirk - Rueda de Falkirk

Los cajones deben girar a la misma velocidad que la rueda, pero en dirección opuesta y asegurar que el agua o el contenido de los barcos no se mueva cuando gira la rueda. Junto a la rueda hay un restaurante y un estanque con diversas actividades recreativas.

(a 8 km.) The Kelpies: Nuestra próxima parada es una corta visita a The Helix Park para fotografiar The Kelpies, un monumento a los caballos escoceses realizado por el escultor escocés Andy Scott de acero laminado y una cobertura de acero inoxidable que refleja la luz. Son dos enormes cabezas de caballo de unos 30 metros de altura y 300 toneladas de peso ubicadas junto al canal Forth and Clyde que cruza la parte central de Escocia a su paso por la localidad de Falkirk. The Kelpies se acabaron de construir en octubre de 2013 tras siete años de trabajo y se inaugurarán al público en abril de 2014.

 Helix Park -  The Kelppies

Helix Park - The Kelppies

(a 27 km.) Stirling: Una vez nos vamos acercando a Stirling ya observamos su castillo, ubicado en lo alto de una colina. Aparcamos en la esplanada que hay frente al castillo y entramos haciendo uso por primera vez del Explorer Pass, evitándonos la cola de la entrada. La mayor parte de los edificios principales del castillo datan de los siglos XV y XVI, si bien algunos edificios son incluso anteriores, en concreto del siglo XIV. Las defensas exteriores del castillo que dan hacia la ciudad, por su parte, datan de principios del siglo XVIII. El castillo tiene una importancia histórica debido a su ubicación estratégica, debido a que se encontraba en camino de paso hacía las Tierras Altas. El castillo alberga el cuartel general y el museo del Regimiento de los Highlanders Regiment, aunque dicho regimiento ya no tenga su base aquí. Tras superar las defensas exteriores, encontramos a la izquierda el jardín de la reina Ana, un precioso rincón que además ofrece preciosas vistas sobre la llanura de Stirling. Continuamos cruzando las murallas interior y la imponente puerta Forework.

Castillo de Stirling - Jardines de la reina Ana

Castillo de Stirling - Jardines de la reina Ana

A la derecha encontramos una bajada que nos lleva a la Gran cocina y a la parte este de la muralla desde la cual divisamos a lo lejos el monumento a Wallace. Seguimos ascendiendo el castillo y llegamos a plaza interior, la cual está rodeada por cuatro edificios principales: el Gran salón, en el que destaca la techumbre de madera y los sillones los reyes, la capilla real, el museo de los Highlanders y el palacio real renacentista obra de Jacobo V. Con su combinación de arquitectura renacentista y exuberante detalle gótico tardío, es uno de los edificios arquitectónicamente más impresionantes de Escocia, cubierto con piedra tallada única. Se empezó a construir en la década de 1530, y se completó en su mayor parte tras la muerte de Jacobo V en diciembre de 1542. Internamente, el Palacio consta de dos apartamentos, uno para el rey y otro para la reina. Cada uno tiene una sala, la sala de audiencias y el dormitorio. La decoración renacentista continuó dentro, aunque poco ha sobrevivido tras el uso militar del edificio, a excepción de las chimeneas de piedra tallada. El techo de la sala de audiencias del Rey fue originalmente decorado con una serie de círculos de roble tallado conocidos como cabezas de Stirling.

Castillo de  Stirling - Palacio real

Castillo de Stirling - Palacio real

(a 4 km.) Monumento a William Wallace: Apenas tenemos tiempo de visitar Stirling y nos vamos directamente al monumento de Wallace, una torre de arenisca de unos 70 metros de alto, en estilo gótico victoriano, construida en 1869 para conmemorar la figura de William Wallace, un soldado escocés del siglo XIII que luchó contra el Rey Eduardo I de Inglaterra en la Guerra de la independencia de Escocia. Para acceder al monumento es necesario ascender a la colina, y a su vez puede subirse a lo más alto del monumento a través de los 246 escalones de su escalera de caracol. Se dice que desde este lugar William Wallace observó al ejército inglés, antes de la Batalla del Puente de Stirling, escena representada en la película Braveheart.

Stirling - Monumento a William Wallace

Stirling - Monumento a William Wallace

(a 26 km.) Callander: Continuamos hacia Oban, pasando por Dublane, en la que destaca su catedral, y por Doune, famoso por su castillo, el cual aparece en películas y series como "Los caballeros de la mesa cuadrada”, "Outlander", "Juego de Tronos" o "Ivanhoe". Si dispusieramos de más días seguro que utilizaríamos a Callander como base para realizar excursiones por los alrededores, especialmente para visitar el Parque Nacional de los Trossachs. A la salida de Callander realizamos una corta excursión para ver las Cataratas de Leny, en la confluencia de los ríos Leny y Teith. Nos costó encontrarlas, debido a que no estaba indicado y el camino era estrecho y lleno de barro.

Callander - Cataratas de Leny

Callander - Cataratas de Leny

(a 105 km.) Falls of Lora: Durante aproximadamente una hora y media conducimos por preciosos paisajes, como el Loch Lubnaig. Un poco más adelante, en Balquhidder, se encuentra el lugar donde fue enterrado el héroe escocés Rob Roy. Avanzamos por la carretera A85, a lo largo de la cual vemos caer infinidad de cascadas, que bajan de montañas como el Ben Lui. Llegamos por fin al hotel Falls of Lora en el que pasaremos las dos próximas noches. Como es tarde, no podemos cenar en el hotel y vamos a cenar al puerto de Oban.